Almas tuvieron descanso por tener oraciones

Ciudad

El sol radiante iluminó la última morada de las personas que duermen el sueño eterno con la esperanza de la resurrección. (Foto El Heraldo)


La Iglesia enseña a orar por las personas que ya nadie se acuerda, ya sea porque no tienen familiares  o tal vez están en el extranjero; a estas almas se las recuerda desde el amor de Cristo como un símbolo de caridad, dijo monseñor Giovanny Pazmiño, obispo de la Diócesis de Ambato, durante la misa celebrada en el Cementerio Municipal, ayer.

Al recordar el día de los difuntos existen sentimientos encontrados, señaló el obispo diocesano, porque hizo reflexión a que el cementerio guarda el silencio propio que el Campo Santo debe tener frente a la vida, pero en medio de dicho silencio, existen personas que con alegría y gozo dejan alguna  tarjeta o flores como símbolo de cercanía a su ser querido.

En esta oportunidad, dijo, se acataron las decisiones del COE, en el sentido de tener prudencia y cuidar vida. Y así, al celebrar la eucaristía en el cementerio municipal, también fue el momento se recordar que en otros años fueron cientos las familias que solían estar presentes y en esta ocasión poquísima participación por bioseguridad.

Dijo a que nos unamos a los fieles difuntos en la fe, y tenerlos en el corazón de forma espiritual.  Venir al cementerio no es solo para recordar, sino llegar con esperanza y fe. El Evangelio invita a confiar en la vida eterna. Dios al crearnos por amor infinito es perfecto, y no  creó al ser humano para un instante, sino para la eternidad, y ahí está la esperanza, acotó la autoridad religiosa.

Para la feligrés María de Lourdes Moya, al participar de la misa por los difuntos se sintió acompañada espiritualmente  y protegida por Jesús, lo sintió en su corazón en el día  especial de recordación de quienes partieron al más allá.

Al terminar la eucaristía, el  obispo diocesano y su equipo de trabajo se trasladaron al cementerio de San Vicente donde también celebró la misa en honor a los fieles difuntos. (I)


Deja un comentario