Actos vandálicos en centro de Ambato

Policiales, Seguridad

Comerciantes de la Plaza Primero de Mayo tuvieron que cerrar la mayoría de puestos para evitar que los presuntos manifestantes hagan de las suyas. (Foto El Heraldo)

Decenas de ciudadanos se tomaron las calles de la ciudad para recorrer los principales centros de acopio. Infiltrados aprovecharon para robar y llevarse lo que encontraban a su paso.

La voz de alerta “ahí vienen” se escuchaba por los alrededores de la Plaza Primero de Mayo, en donde las comerciantes realizaban sus ventas con precaución y temor a la vez.

Al escuchar la alerta, enseguida empezaron a guardar sus productos y tapar con lonas sus negocios o puestos dentro de la plaza.

Un grupo de jóvenes con palos y piedras lideraban la marcha; sin embargo, se desconocía si eran o no de comunidades.

El temor se apoderaba de las vendedoras que apuradas empezaron a llevarse sus productos; mientras que, los manifestantes generaban temor e incitaban a salir a las calles.

Los que aprovecharon se llevaron fresas, naranjas y algunas hortalizas.

Los caminantes subieron por la calle Tomás Sevilla hasta llegar al Mercado Modelo, dónde ocurrió similar situación que en la plaza Primero de Mayo.

Hasta los puestos improvisados de informales que suelen ubicarse en la esquina de la calle Juan B. Vela y Tomás Sevilla, fueron desalojados por el temor a ser saqueados.

La presencia de la Policía Nacional fue mínima; sin embargo, algunos agentes de Tránsito colaboraron con la situación de seguridad.

Durante el paso de los manifestantes, los propietarios de locales comerciales cerraron inmediatamente las puertas de cada negocio para precautelar la seguridad y la inversión.

“Esto genera malestar, ya que no se puede trabajar pacíficamente. Sabemos que en estos grupos de manifestantes están personas infiltradas, que lo único que quieren es robar”, dijo Miguel Santana, comerciante. (I)

Deja un comentario