Acciones sociales y militares no se detienen

Policiales, Seguridad
Los militares entregan su aporte de seguridad en las calles. La solidaridad mueve montañas. (Foto El Heraldo)

Las buenas acciones demuestran que Tungurahua es tierra de gente noble y comprometida. El trabajo en equipo de la Gobernación de Tungurahua a través de la Intendencia General de Policía y propietarios del supermercado ambateño ‘Mi Caserita’ permitió que efectivos de la Policía Nacional, Fuerzas Armadas y Agentes de Tránsito, reciban alimentos.

Quienes se encuentran en cumplimiento de su labor en la provincia, recibieron el líquido vital para hidratarse, gesto que demuestra el agradecimiento para quienes luchan día a día por el bienestar de la población.

Las personas solidarias que encuentren a militares y uniformados pueden apoyarles, considerando que sus tareas de control o supervisión van de seis a ocho horas diarias.  (I)

Deja un comentario