Abusos de redes sociales / Editorial

Editoriales, Opinión

La tecnología informática se encuentra en permanente desarrollo; a diario aparecen sistemas más sofisticados, que influyen en la sociedad; que despiertan ese mundo insaciable del intelecto y de la curiosidad.

La informática es positiva en cuanto abre las posibilidades para mejorar el acercamiento personal entre la gente, que el mundo vuelve más pequeño para conversar, para hacer negocios con la presencia física en la pantalla. Pero también tiene su lado negativo cuando es mal utilizado el sistema para ofender, para denigrar, para calumniar, amparándose en el anonimato.

En otros tiempos, se utilizaba los muros para escribir groserías e insultos, ocultándose sus autores en el anonimato, tanto que llegó a consagrarse el rechazo a esta actitud con la frase LAS PAREDES SON EL PAPEL DE LOS CANALLAS. Igualmente, los pasquines eran otro modo de ofender. Los cobardes y miserables autores de estos métodos eran descubiertos y sancionados moral y legalmente.

En la actualidad, algunas redes sociales son creadas, aparentemente, con fines de servicio a la comunidad, pero algunos politiqueros irresponsables las distorsionan para convertir en fuente de insultos y ofensas en contra de políticos serios y honorables. Es la demostración de la pequeñez de espíritu y de censurable cobardía, que no pueden expresarse de frente y con entereza. Estos son los canallas del momento.
Existe un caso en Ambato, identificado ya el autor que no puede destacarse en el partido al que está afiliado por sus limitaciones intelectuales y políticas. No existe el crimen perfecto. (O)

Deja un comentario