Artesanos se reactivan paulatinamente

Ciudad

Las tortas personalizadas para todo tipo de compromiso social por temporada de Navidad son elaboradas por manos artesanales que se ingenian para ser competitivos y mantenerse. (Foto El Heraldo)


La rama de belleza (peinados, tintes, uñas), confecciones, textiles y calzado se van reactivando paulatinamente, sobre todo en esta temporada.

Cuando las autoridades educativas señalaron del retorno a clases presencial, los estudiantes acudieron a realizarse cortes de cabello modernos y ello ayudó a la rama de belleza, sostuvo la presidenta de la Federación Provincial de Artesanos de Tungurahua, Yolanda Negrete Paredes.

El sector calzadista sí está vendiendo en esta temporada, pero la preocupación que tienen es la apertura de la frontera con Colombia, por la competencia, agregó.

En cuanto concierne a los artesanos de la madera,  la situación es difícil, porque hicieron préstamos para pagar deudas y así ser sujetos nuevamente de créditos y seguir operando. Los intereses son elevados y aspiran que en diciembre puedan vender y que la variante del Coronavirus no afecte significativamente en la comercialización de estos productos, añadió la presidenta.

César Barrionuevo, es la segunda generación en la Sastrería ‘El Conquistador’ de la calle Bolívar y Tomás Sevilla, y dio a conocer que se confeccionan camisas con nuevos modelos,  telas,  colores y acorde a la moda.

El Internet también ayuda para inspirar nuevas creaciones y conocer tendencias, y cuando el cliente adquiera debe pagar al contado; es decir, una parte aporta al momento de confeccionar la prenda y el resto al recibir la prenda totalmente lista. La ventaja de la confección es que se elabora al cuerpo específico de cada cliente para que le luzca, acotó.

Otro de los sectores artesanales que tiene demanda en esta temporada es lo relacionado a creaciones con dulce y en ese sentido, el negocio ‘Arte Azúcar’ situado en la calle Bolívar y Espejo, brinda variedad en creaciones comestibles, señaló el administrador  Iván Morales.

Este negocio se enfoca en la elaboración y comercialización de figuras de azúcar, tortas personalizadas, bocaditos y todos los complementos para fiestas infantiles y todo compromiso social (adornos, recuerdos).

Por la pandemia este negocio ha debido fortalecerse y sintonizar con los gustos de los clientes, y por eso,  se creó la línea adicional de repostería, porque las personas al estar confinados en sus hogares se dedicaron a desarrollar varias recetas. Se dispone entonces de chocolate, cremas, moldes, esencias, cortadores, para darle variadas formas a las sabrosas creaciones, acotó. (I)

Deja un comentario