Anhelan apoyo para hospital

Ciudad


Las personas que buscan alivio a sus diversas patologías a costos accesibles acuden a la Cruz Roja. (Foto El Heraldo)

La Cruz Roja es un ente privado, sin fines de lucro que vive de su autogestión. Desde mayo de este año se está tratando de terminar la primera etapa del Hospital del Día situado en Izamba para poderla poner en funcionamiento (se espera terminar con la fachada externa y el hemocentro del Banco de Sangre).  El avance de la obra es del 60%. 

La proyección es que a  finales de septiembre del presente año se pueda trasladar los equipos y efectuar las pruebas y habilitar el Banco de Sangre Zonal de la Junta Provincial de la Cruz Roja, y eso significaría que todos los procesos se desarrollarían de manera local y  no necesariamente en Quito, para la  obtención de las ‘pintas efectivas’. Este será el hemocentro más grande del país (después de Quito). 

Adicionalmente, se espera contar con recursos de la empresa privada y pública para solventar varias otras necesidades (en una segunda fase) para habilitar el área de terapia física, optometría, farmacia interna  y algunos consultorios y, en la tercera fase,  habilitar la infraestructura como Hospital Básico con lo concerniente a laboratorios, quirófanos, habitaciones de recuperación y la zona de terapia del dolor.

Se planifica desarrollar para mediados octubre del presente año ya sea la maratón o teletón para recaudar fondos para el hospital.

Se analiza los montos que se requiere para la segunda fase. Existe apertura de la empresa pública y privada, pero es necesario más dinero y por eso también se gestiona con algunas embajadas, y hasta se analiza la posibilidad de un crédito con la banca pública que brinde facilidades y así poder avanzar en la planificación y ejecución de la segunda etapa de manera fluida, dio a conocer Luis Lascano, coordinador administrativo de la Junta Provincial  de Cruz Roja Tungurahua.

Duval Cevallos, es oriundo de Picaihua, y dijo que conoce el sitio donde se construye la casa de salud en Izamba, y espera que la Cruz Roja logre seguir con la construcción, ya que el servicio que brindará allá será de mucha ayuda.

Comentó que asistió a las instalaciones de la Cruz Roja (cerca a la Plaza Urbina) por un problema dermatológico de hongos en la mano y lo hizo por referencia de las personas que ya han hecho uso de varios de los servicios de esta entidad a costos accesibles, ya que determinados especialistas cobran de manera particular 40 dólares la consulta y en la Cruz Roja es a 10 dólares. (I)


Deja un comentario