Vivir con ello… / Andrea Manjarrez Ocaña

Columnistas, Opinión

Han pasado tantas cosas en nuestra vida desde el 2020, la pandemia nos cambió, nos causó un caos de dolor, preocupación y desconcierto, han pasado dos años y a pesar de todas las pérdidas, las lágrimas, las ausencias, estamos aquí reactivando poco a poco la vida que dejamos atrás. En aquel entonces nos aferramos a una pantalla y la tecnología fue nuestra salida ante las necesidades de estar cerca de nuestro entorno, de estudiar, de trabajar y esa fue la parte interesante y buena, además de que le dimos más valor a la naturaleza, a la vida, al amor, a los valores humanos tan olvidados en la actualidad. Ante una enfermedad extraña que se llevó muchas vidas y dejó atrás el mundo que conocíamos, aprendimos acatar medidas de bioseguridad, la mascarilla fue y sigue siendo nuestra compañera idónea para protegernos, las vacunas, sus refuerzos, todas las dosis se convirtieron en la única salida para hoy permanecer más tranquilos pues el COVID -19 se quedó con nosotros y no podemos hacernos de vista gorda, debemos reconocerlo para avanzar y saber que el contagio se mantiene firme, que estamos más protegidos, que la muerte se ve lejana pero a pesar de ello no podemos dejar de cuidarnos y ser conciencia con nuestra salud. ¿Quién nos dice cuál es el mejor tratamiento?, escuchamos tantas cosas, tomamos tantos medicamentos pero no olvidemos que la prioridad es la paz de mente y corazón, para afianzar nuestro sistema inmunológico y estar listos ante cualquier virus actual y futuro, pues a pesar del tiempo y las vicisitudes, debemos aprender a Vivir con ello…

Deja un comentario