Viven con temor a los deslaves

Policiales, Seguridad

La vía Puñapí quedó incomunicada por derrumbes, ayer. (Foto Cortesía)

Con la llegada de las lluvias en las comunidades de Patate y Baños también viven con el temor a los deslaves. Entre junio y agosto en que se incrementa el caudal de los ríos y cascadas por el invierno, ocurren deslizamientos y deslaves que en muchas ocasiones los dejan incomunicados.

El sector de Puñapí que une a Baños con Patate se quedó bloqueado ayer como consecuencia de un derrumbe de tierra y escombros que taponó la carretera.

Mientras en la parroquia El Triunfo, el presidente del Gobierno Parroquial, Juan Carlos Muñoz, manifestó que aún no logran habilitar en un 100 % los daños causados por el invierno en el 2019. En junio del año pasado las lluvias arrasaron con puentes y vías en esta parroquia y quedaron aislados por más de 15 días.

Muñoz agregó que en este temporal se han registrado pequeños deslaves, pero que le permite el paso a la cabecera cantonal. En la ruta Cotaló-Pillate ayer se habilitó totalmente la vía que también fue bloqueada por un derrumbe la noche del viernes 19. (I)

Deja un comentario