Viaje por la Vía Troncal Amazónica / Luis Alfredo Silva

Columnistas, Opinión

PROVINCIA DE SUCUMBIOS. Es la más septentrional de La Región Amazónica Ecuatoriana. Esta cubierta por una selva exuberante e intensamente verde, por donde va La Vía Troncal Amazónica, rumbo al norte. La primera población que se atraviesa es San Pedro de los Cofanes, un pueblo tranquilo y agradable. 

Se sigue y se encuentra con la parroquia El Eno y su balneario natural, perteneciente al cantón Lago Agrio. Se transita algunos minutos más y se arriba a la ciudad de Nueva Loja, cabecera del cantón y capital de la provincia, «Tierra para Vivir y Disfrutar». 

Nueva Loja, es una hermosa ciudad, admirable y atractiva. Posee edificios modernos, que se levantan adyacentes a sus amplias avenidas y calles, con sus aceras llenas de jardineras, árboles ornamentales, verdes palmeras y postes decorativos, como observamos en la avenida Quito; centro comercial y financiero de la urbe. 

El Parque Central, es una obra moderna, pintoresca y deslumbrante; constituye un fabuloso atractivo de la ciudad, porque reune las más origina-Les ideas de ornato y diseño arquitectónico. Adjunta se encuentra una monumental e imponente Catedral de la religión católica. 

La carretera continúa, siguiendo por un entorno de exuberante vegetación que bordea el camino. Luego de un breve recorrido, se llega al Puente Internacional San Miguel, que esta sobre el valle que origina el río de la misma denominación; donde termina La Vía Troncal Amazónica y nuestro país. 

Estas son las carreteras principales, de las cuatro regiones naturales del Ecuador, cada una se identifica con una numeración que facilita el transito; así, La Carretera Insular, de la isla Santa Cruz, del Archipiélago de Colón, es la E.S; La Ruta Spondylus, de La Región Litoral, es la E.15; La Carretera Panamericana, de La Región Andina, es la E.35; la Vía Troncal Amazónica, de La Región Oriental, es la E.45. 

Viajando por esas carreteras, puede contemplar de cerca, los encantadores y fascinantes atractivos, naturales y culturales, de nuestro maravilloso Ecuador. (O)

Deja un comentario