Viacrucis de 23 días por Natalia y Sabina

Policiales, Seguridad

En las afueras de la Fiscalía de Ambato se realizó un nuevo plantón a favor de Natalia y su hija Sabina. (Foto El Heraldo)

Natalia Ojeda y su hija Sabina siguen desaparecidas. Al igual que Manolo Álvarez, padre de la niña. Los familiares de Natalia son quienes han estado pendientes de la justicia  y piden celeridad en las investigaciones.

Hace una semana empezaron los plantones. El domingo 22 recorrieron las calles de Patate, el lunes 23 de enero nuevamente se acercaron a los exteriores de la Fiscalía de Pichincha y ayer en Ambato, donde apoyaron varios colectivos de lucha por los derechos de la mujer.

Félix Ojeda pide que se dé el mismo tratamiento del caso de su hija. Contó que Natalia estuvo separada un año del padre de su nena y en diciembre del 2022 decidió darle una nueva oportunidad. Eso también significó el viacrucis para la familia.

Natalia se conoció con el padre de su hija hace tres años, cuando ella era ayudante judicial y él abogado.

El 3 de enero del 2023 tuvieron el último contacto. En una llamada a su hermana Edna, mencionó que estaban en dificultades y que se iban a Venezuela.

También dejó una carta, que presuntamente la escribió Natalia, donde les mencionó que apenas llegaran a su destino se comunicarían con la familia.

Sin embargo, han pasado 23 días y no saben nada de Natalia, Sabina y Manolo. La familia de Natalia puso la denuncia el 13 de enero en Fiscalía. Entre las diligencias realizadas se llamó a rendir versión libre y voluntaria al padre de Manolo y a dos compañeras de trabajo del Complejo Judicial. También realizaron tres allanamientos: dos en la casa del progenitor de la pareja en Salcedo y uno en la casa de Natalia, donde habrían encontrado el pasaporte y celular. Los denunciantes también solicitaron a Fiscalía  que active la alerta de difusión amarilla, pero no han tenido respuesta. (I)

Deja un comentario