Varios legisladores del BADI acudieron a la Fiscalía

Nacionales


En la Fiscalía General del Estado, en Quito, ayer jueves, empezaron las versiones libres y voluntarias de los legisladores supuestamente mencionados en el audio de la conversación entre el parlamentario Eliseo Azuero y el ahora ex asambleísta Daniel Mendoza.

El primero en arribar al Ministerio Público fue el legislador de El Oro, Franco Romero, quien es coordinador de la bancada BADI. Él no quiso hablar con la prensa y se acogió al derecho al silencio.

Luego, llegó Freddy Alarcón, de Sucumbíos. Él dijo a los periodistas que no ha participado en ningún acuerdo o negociación y menos haber recibido recursos.

También acudió a la diligencia Washington Paredes, parlamentario de Galápagos, quien no quiso hablar a los medios.

Por su parte, la legisladora Rosa Verdezoto solicitó a la Fiscalía diferir su versión en el caso.

Entre tanto, Raúl Tello, de Pastaza, declaró pasadas las 16H00 de ayer jueves. 

La Fiscalía investiga una supuesta delincuencia organizada, tras la fallida construcción del hospital de Pedernales, en la provincia de Manabí.(I)

Deja un comentario