Urgente localización de subsidios / Ec. Mg. Diego Proaño PhD (c)

Columnistas, Opinión


Una vez que la proforma presupuestaria 2021 fue ingresada a la Asamblea Nacional para su tratamiento y aprobación y revisando las cifras que aun en pandemia y austeridad fiscal, el gobierno nacional asigna al rubro subsidios, es urgente que se tomen las medidas necesarias para reducir esa alta carga permanente que tienen en el presupuesto estatal. Son 5.462,28 millones de dólares los que este año, serán utilizados para bonos y subsidios, es decir el 16,6% del total del presupuesto 2021 (32.948 millones de USD) o el 5,2% del Producto Interno Bruto del Ecuador (103.878,9 millones de USD).

Los rubros que más impacto financiero tienen en los subsidios, son los combustibles, en ellos se van 1.900,4 millones de dólares. El gas de uso domestico consume el 42,8% (813,63 millones de USD) del subsidio a los combustibles, el diesel el 37,6% (721,11 millones de USD) y las gasolinas el 16,9% (320,29 millones de USD), con lo que se ratifica la apremiante necesidad de buscar otras alternativas para re direccionar el subsidio a la gasolina y diesel que a decir verdad como se encuentra hoy, aun tiene altas distorsiones.

Quizá un mecanismo de entrega directa del subsidio al diesel y gasolina extra y eco país a transportistas de pasajeros, de alimentos y productos de consumo masivo podría ser parte de la focalización y el resto del parque automotor que mediante un mecanismo gradual pague el precio internacional de los combustibles, pero no equiparado a los países del primer mundo, sino mas bien a los de la región, específicamente con Colombia y Perú, así además de focalizar este subsidio, optimizar los fondos públicos, también se lograría eliminar el contrabando de gasolinas que pasan del Ecuador a esos países.

La seguridad social que agrupa a IESS, ISSFA e ISSPOL recibe un aporte estatal de 1.286,9 millones de USD en conjunto, para desarrollo urbano en donde se encuentra el bono para vivienda y el programa casa para todos, necesita 141,5 millones de USD, para desarrollo agrícola a través de los gobiernos autónomos descentralizados GADs es de apenas 27,7 millones de dólares, mientras que para desarrollo social en donde constan el bono de desarrollo humano, para el adulto mayor, el bono Joaquín Gallegos, el de capacidades especiales, el entregado por COVID 19, para los centros de acogida, totalizan 1.286,9 millones de dólares, lo que confirma que el subsidio a los combustibles es el que más le representa al Estado ecuatoriano año a año. URGENTE UNA MEJOR FOCALIZACION. (O)


Deja un comentario