Urge embaulamiento de acequia y atención vial

Barrios, Especial, Especial de la semana
A pocos pasos está la avenida Galo Vela que muestra otra imagen. (Foto El Heraldo)

Los moradores del barrio Santa Anita del caserío El Calvario perteneciente a la parroquia Pishilata, están cansados de no ser escuchados por las autoridades. La zona requiere de atención vial, pero sobre todo del embaulamiento de la acequia Lalama que cruza por un costado de la calle Finlai y avenida Galo Vela.

Transitar por el sitio resulta complicado, ya que toda la vía es de tierra y donde se ubica la acequia hay maleza que desmejora la imagen del sector.

La presidenta del barrio, Mayra Milingalle, indicó que por más de 20 años la vía permanece en pésimo estado y pese a los pedidos insistentes no han sido escuchados.

“Hemos realizado gestiones y siempre nos han dicho que ya nos van a ayudar, pero nunca llega el día. Aquí se requiere el embaulamiento de la acequia, alcantarillado, construcción de aceras, bordillos y finalmente el asfaltado. Cuando llueve todo se vuelve un lodazal que interrumpe el libre circular tanto de vehículos como de los vecinos”, contó.

Hace pocos días llegó al sitio una ex autoridad para ofrecer nuevamente la obra; sin embargo, los vecinos ya no creen en estas “ofertas” de pre-campaña política, ya que por años han esperado la obra.

La calle Finlai parte desde la avenida Galo Vela hasta el ingreso al estadio Murialdo, donde todo su recorrido está en pésimas condiciones y piden la atención oportuna de las autoridades.

La ex dirigente barrial, María Pimbo, indicó que el presupuesto para la ejecución de la obra estaba listo antes de concluir el período municipal anterior, pero con la llegada de las nuevas autoridades, todo lo contemplado quedó suspendido.

Ahora aseguran que les tocará esperar nuevamente a una nueva gestión administrativa para que se puedan cumplir sus anhelos. (I)

Deja un comentario