Tungurahua rompe esquemas

Ciudad
La Primera Asamblea Provincial en el 2003 agrupó a 400 representantes de la población y allí surgió el compromiso de fortalecer la participación ciudadana. (Foto El Heraldo)

El Centro de Formación Ciudadana de Tungurahua rompe esquemas en la educación no formal con el respaldo de la academia.

“La educación no formal ofrece entornos que producen transformaciones cuando los seres humanos se convierten en protagonistas y líderes de su propio proceso de desarrollo”, expresa el rector de la Universidad Técnica de Ambato (UTA).

A decir del director de Planificación del Gobierno Provincial, Jorge Raza, el fortalecimiento de los liderazgos es posible con el aporte de instituciones públicas y privadas que contribuyen a la gestión de desarrollo provincial en la toma de decisiones mediante procesos formativos  e impulso de capacidades.

Los visitantes indicaron que los cantones del norte del país están interesados en ejecutar proyectos que impulsarán espacios de formación ciudadana para el fortalecimiento de capacidades de los ciudadanos en temas de liderazgo y asociatividad.

Las instituciones acordaron establecer el asesoramiento técnico en la creación de los espacios de participación ciudadana.

La participación en los procesos fomenta el liderazgo y el involucramiento de jóvenes, mujeres y adultos. El intercambio de experiencias, conocimientos, saberes, logros, lecciones aprendidas y resultados enriquece la formación intergeneracional.

Los registros en los 13 años evidencian la capacitación de 28 mil 869 hombres y mujeres. El accionar en Tungurahua se ha desarrollado en los ejes de género, interculturalidad, ciudadanía y ambiente.

“Es necesario seguir capacitándose y el Centro de Formación Ciudadana nos da la oportunidad de hacerlo en las comunidades”, expresa Teresa Punina Toalombo de Pilahuín. Los criterios se suman a los buenos resultados, “participé en el proceso de liderazgo ambiental y cambio climático, porque es importante ir conociendo nuevas temáticas que aportan en la vida diaria”, expresa Lorena Vargas Espín. (I)

Deja un comentario