Tradición y desarrollo rural se «siembran por contrato»

Nacionales

Vista de una maquina recolectora de cebada para productores de la zona en Chambo, provincia de Chimborazo. (Foto EFE)

Riobamba (Ecuador),  (EFE).- Tradición, sostenibilidad y desarrollo rural se combinan en el proyecto «Siembra por contrato», del que se han beneficiado cientos de pequeños agricultores de varias zonas de Ecuador, entre ellas de la Sierra central, donde se concentra el 30 % de la pobreza del país.

Más de 800 agricultores se han acogido hasta ahora al programa «Siembra por contrato», impulsado desde marzo pasado por el Gobierno ecuatoriano y por la empresa privada Cervecería Nacional (CN), con el fin de repotenciar el cultivo artesanal bajo nuevas reglas de calidad, trazabilidad y conocimiento ancestral.

José Luis González, presidente de CN, explicó  a Efe que hace más de una década aplican un proyecto para desarrollar la cebada en Ecuador y que, a partir de éste, crearon con el Gobierno un sistema de incentivo que «permita pagar un precio mucho más competitivo que el importado».

Así, por el precio del quintal de cebada, que en el mercado bordea los 13 dólares, CN paga 20 a los agricultores, una facilidad que aplica porque se beneficia de la reducción de impuestos a los consumos especiales a los que se acogen cervezas que tengan mínimo un 70 % de materia prima local.

Por ese incentivo «podemos, incluso, invertir en tecnología, en maquinaria y en financiamiento para todos los agricultores». (I)

Deja un comentario