Solca aporta al bienestar colectivo

Ciudad

Autoridades locales, provinciales y nacionales acudieron a la sesión solemne, ayer. (Foto El Heraldo)

Son 29 años de una labor a favor de la sociedad. El Hospital de Solca-Tungurahua tiene una historia que refleja un servicio de excelencia.

Fernando Naranjo, presidente del Consejo Directivo, resaltó que la presencia de la casa de salud se inició en 1.990 a través de las gestiones del Colegio de Médicos de Tungurahua que constituyeron el Comité de Amigos de Solca con la aprobación y respaldo del núcleo de Quito.

En 1992 por impulso solidario y acción del Comité comenzaron los servicios oncológicos en un dispensario pequeño ubicado en el Sindicato de Choferes, pero en 1997 y por donación de un predio por César Augusto Salazar se trasladó a Ingahurco, donde se recibió a los pacientes.

La construcción del Hospital ‘Julio Enrique Paredes’ fue entre el 2005 y 2008. Fue inaugurado en marzo de 2009 con el equipamiento correspondiente y características para constituirse en un adecuado centro de prevención, diagnóstico, tratamiento y paliación del cáncer, dijo.

Naranjo mencionó que en el 2019 fue invitado a ser parte del Consejo Directivo, fecha en que asumió este reto de servicio social con el compromiso de adentrarse en el sistema de salud en el ámbito oncológico.

En la sesión solemne se hizo el reconocimiento al personal de la entidad que cumplió 10, 25 y 30 años de labor en la institución.

El vicepresidente del Consejo Directivo, John Tello, relievó el aporte de funcionarios que han hecho su trabajo en beneficio de la colectividad. (I)

Deja un comentario