Sin feria del lunes / Editorial

Editorial


Luego de siete días de movilizaciones, Ambato no pudo tener su tradicional feria del lunes. Los mercados fueron impedidos de abrir, mientras se desarrollaban esporádicas protestas de los sectores indígenas.


La feria del lunes es el espacio en el que confluyen los sectores del campo y la ciudad. No hacerla tiene consecuencias económicas múltiples, con pérdidas para todos los sectores.


La protesta nacional no se ha detenido. Continúa con fuertes medidas, especialmente en las carreteras y ciudades de la sierra. Quito será el escenario del enfrentamiento final.


La prolongación del levantamiento indígena afecta a las actividades económicas. Entre los actores de la economía tungurahuense se percibe malestar. Con carreteras bloqueadas, la reanudación de la actividad no sólo depende de lo que ocurra en Ambato y en Tungurahua sino en el esto del país.   (O)

Deja un comentario