Servidores públicos entre el trabajo y la incomprensión

Ciudad

Los policías han resultado más agredidos mientras han tratado de retirar a libadores o informales. (Foto El Heraldo)

Han recibido insultos, pero también golpes en el rostro y cuerpo, los agreden con palos, piedra e incluso hasta con armas blancas. Policías, militares, Agentes del Control y Orden y de Tránsito Municipal han tenido que reforzar el trabajo desde que empezó la emergencia sanitaria por el coronavirus. Aparte que tratan de cuidar a las personas de evitar contagios han resultado vejados.

Las escenas de agresiones se han repetido en todo el país. Según cifras de la Policía Nacional, desde marzo hasta julio han sido agredidos 500 servidores policiales. Tungurahua no es la excepción, en la provincia se registran 34 servidores policiales agredidos durante el tiempo de pandemia. La gran mayoría son personas que se han resistido  a cumplir con las normas como el ‘toque de queda’, evitar reuniones o el libar en espacios públicos.

Del personal municipal no se pudo conocer la cifra real, debido a que las autoridades encargadas nunca respondieron las peticiones realizadas por este medio.

El teniente coronel Emerson Luna González, jefe de Operaciones de la Subzona de Policía, informó que la única misión de los policías es cuidar de las personas para que se protejan. “Pero llegó al límite que ciertos ciudadanos respondieron a este llamado con agresiones físicas y verbales”, dijo el Jefe de Operaciones.

De acuerdo a las estadísticas de la Subzona de Tungurahua, en marzo fueron agredidos dos, abril cuatro, mayo 11, junio 12, julio tres y en lo que va de agosto dos.

De estas cifras es en Baños donde se registran más agresiones a los policías con nueve casos, Ambato Norte y Sur tienen siete casos cada uno, Patate siete y en Quero y Píllaro dos casos en cada distrito.

La mayoría de los maltratos han ocurrido por retirar a libadores, violencia intrafamiliar o en retiro de informales.

El abogado Luis Jerez, manifestó que el Código Orgánico Integral Penal (COIP) sanciona a estas personas que ataquen o se resistan a la autoridad.

El teniente coronel mencionó que se han sancionado a 33 personas por este delito. De acuerdo al artículo 394 que castiga con tres hasta cinco días de prisión a personas que hayan agredido de manera verbal a los servidores públicos, están involucrados 28 ciudadanos.

Otros cinco son sancionados bajo el artículo 283 del COIP, por ataque y resistencia y daños a bienes ajenos, cuya pena va hasta cinco  años de prisión (I)

Deja un comentario