Se escondieron por temor a sospechosos

Policiales, Seguridad
Después de verificar que estaban sanos, fueron entregados a la mamá. (Foto El Heraldo)

Una madre de familia pasó el peor de los sustos cuando sus hijos de 13 y 8  años de edad estuvieron desaparecidos por más de tres horas.

El hecho se reportó en la parroquia Chiquicha en Pelileo. Los pequeños mencionaron que tuvieron que esconderse porque a pocas cuadras de la vivienda observaron a personas en dos motos y tuvieron miedo.La progenitora reportó al ECU911 y junto a los policías de Pelileo los buscaron hasta que localizaron a los menores quienes fueron trasladados a una casa de salud donde revisaron si tenían lesiones. (I) 

Deja un comentario