Se durmió para siempre

Policiales, Seguridad
En la ambulancia de Medicina Legal se trasladó el cadáver al Centro Forense. (Foto El Heraldo)

En las calles Uruguay entre Chile y Salvador de Ingahurco, una persona de 52 años de edad se acostó a dormir y no volvió a despertar. Según contaron los familiares a los policías, que el infortunado llegó a casa después de estar bebiendo y lo llevaron a la habitación para que descanse.

El mediodía del sábado 23, la progenitora fue a tocar la puerta, pero le pareció extraño que no respondiera y optó por abrir la puerta. Al acercarse le estremeció el cuerpo al ver que su hijo no se movía. Entonces alertó a otros allegados médicos quienes al llegar al sitio y al revisar el cuerpo aseguraron que había muerto. 

El fiscal de turno Jorge Basantes junto a peritos de la Dinased y Criminalística acudieron al sitio y registraron que el cadáver no presentaba signos de violencia física. 

El cuerpo fue trasladado al Centro Forense donde se determinó la muerte mediante la necropsia. (I)

Deja un comentario