Sanear la Finanzas Públicas / Edison Narváez Z.

Columnistas, Opinión

El Plan Económico presentado por el Presidente Moreno, resumido en cuatro ejes y catorce medidas, abre espacio para un debate más racional y coherente, menos ideológico y excesivo; de hecho uno de los principales temas que se anuncia es la reducción del gasto público, lo cual me parece racional luego de diez años de despilfarro, pues el gasto debe fundarse en proporciones que mayoritariamente reflejen inversión antes que egresos corrientes, porque el gasto de capital o de inversión aporta al crecimiento económico y al empleo, mientras que el gasto corriente se evapora y no genera producción.

El primer eje en el cual se sostiene esta planificación es la estabilidad y el equilibrio fiscal es decir el saneamiento de las finanzas públicas en donde se plantea reducir el déficit y el endeudamiento público, me parece coherente, pues la deuda pública debe contratarse a plazos largos, bajas tasas de interés, con períodos de gracia y solo con la garantía soberana del Estado. Y es que luego de diez años de irresponsable endeudamiento, nos alejamos de los multilaterales con una ideología populista que empujó al país hacia en un deterioro de su imagen internacional elevando el Riesgo País.

Dentro de este Plan de Sostenibilidad Fiscal y Reactivación Económica, me parece oportuno el cuarto eje referente a la reactivación productiva fortaleciendo el sector productivo, dentro de este tema destaco el hecho de racionalizar la norma que responsabiliza a los accionistas de una empresa por sus pasivos, es acertado eliminar esta medida porque desestimula a los emprendedores e inversionistas; de hecho es necesario ofrecer confianza para promover nuevas inversiones; la responsabilidad de los accionistas no puede ir más allá del monto de su inversión.

Hay temas que aún no se han aclarado como por ejemplo los acuerdos comerciales, la recuperación del IESS, la obtención de ingresos vía remisión tributaria y la referente a la norma de reformar el techo de endeudamiento. Imperativo el hecho de que no se puede soslayar la recuperación de los dineros saqueados al país.

El gobierno ha contemplado una dirección y esta no debe claudicar, es imperativo que nuestro país trabaje en un ambiente de estabilidad política y coherencia económica. Se ha establecido la estrategia es decir el “Que”, restan los Planes Operativos es decir el “Como” para asegurar su cumplimiento, pero esto es una responsabilidad de todos, para ello es necesario que el Ejecutivo, la Asamblea, los Partidos Políticos y el Sector Privado. ¡Todos! Arrimen el hombro y empujar este barco para que genere recursos de manera inmediata por un lado y modificar disposiciones que faciliten y alienten la inversión cuyos resultados se deberán materializar de manera mediata. (O)

Deja un comentario