Receta de cocina / Fabricio Dávila Espinoza

Columnistas, Opinión



Fernando Villavicencio, conocido periodista y activista político, presentó un nuevo caso de corrupción, que involucraría a varios miembros del partido de gobierno. Este periodista de 55 años de edad, apareció en el escenario político en 1995, entre los fundadores de Pachakutik, pero su fama creció a causa de las acusaciones de injuria y hackeo, de las que fue objeto por parte del expresidente Correa, dentro del caso 30-S.  

El pasado 30 de abril, la página electrónica de la Fundación 1000 Hojas, publicó datos sobre supuestos aportes a la campaña electoral de Alianza País. “Odebrecht y otras multinacionales pusieron presidente en Ecuador”. Con este título, los autores del reportaje, Villavicencio y Christian Zurita señalan que, bajo el nombre “Receta de Arroz verde 502”, Pamela Martínez Loayza, exasesora presidencial, habría recibido en febrero de 2014 un informe sobre los aportes económicos de empresas nacionales y multinacionales, recogidos entre los años 2013 y 2014.

Este documento revela, presuntamente, una suma cercana a los 11 millones de dólares, entregados a la organización política a través de un complejo sistema de códigos, entre los que estarían escondidos varios nombres de empresas; contratistas del Estado y altos representantes del régimen anterior.

De acuerdo a los denunciantes, “Arroz verde”, contendría códigos como estos: Líder 1, que significaría Jorge Glas JG; Líder 2, María Duarte MD y Líder 3, Walter Solís WS. Otros códigos todavía no están descifrados. Las empresas serían la infaltable Odebrecht, codificada como V7; SK Engineering & Construction, V8; Sinohydro Corporation, V14; Grupo Azul, V12; entre otras. Martínez Loayza y Laura Terán, personas cercanas al expresidente Correa, serían posiblemente las encargadas de recaudar las aportaciones.

La investigación apenas inicia, sin embargo, las dos potenciales recaudadoras están detenidas y tendrán mucho que contarle al país; el denunciante está realizando una gira de medios para promocionar su trabajo; las autoridades ofrecen mano dura contra la corrupción y los codificados dicen que todo es persecución política. Mientras tanto, muchos ecuatorianos, decimos que el informe Arroz Verde 502, en el caso de comprobarse su veracidad, sería una receta creada por un “chef” para cocinar un banquete con el único objetivo de satisfacer el apetito voraz de un grupo privilegiado de comensales invitados a comer por el gobierno. (O)

Deja un comentario