Prólogo a la segunda edición de “Aleturgias sobre don Antonio de Clavijo” / Wilson Zapata Bustamante

Columnistas, Opinión

Según la estudiosa y crítica argentina Amelia Royo, especializada en literatura en el Instituto Caro y Cuervo de Bogotá, las Aleturgias sobre don Antonio de Clavijo “constituyen un apropiamiento de la conciencia del personaje, con lo cual el autor, Pedro Reino, desdobla la personalidad del sujeto histórico a su gusto”. Desde este punto de vista, poder llegar a introyectarse en el alma de un “fantasma histórico”, ha requerido un ir y venir por esa alma extraída de los archivos, a más de los comentarios subsiguientes que sobre su accionar haya tenido a su alcance como un bosque de propuestas.    


Enfrentarse a datos contradictorios, a posiciones ideológicas anacrónicas, a las tendencias apologéticas de admiración a personajes que “fundaron” pueblos, no da para una tarea que encaje fácilmente en una sociedad de remembranzas adulonas. Las aleturgias, como propósito de investigación dentro de una maraña, surgen como un ensayo anulatorio del pasado con el futuro. No hay en este espacio idea para un presente sino para que el lector se reubique donde mejor se acomode.    


En las novelas de Pedro Reino, las calaveras asumen un rol de contar su pasado. Pero esta sería una experiencia lineal. Es un discurso de una sola voz. Pero asumir las contradicciones y la complejidad del alma humana, es otra cosa. He aquí un buen ejercicio.    En Aleturgias, Pedro Reino Garcès, dice: ¿Sabe usted quien le gobierna? ¿Se ha dado cuenta que no solo le gobierna el que está más arriba, sino hasta una hilera de mediocres intermediarios amamantados por su cráneo? Si no se ha detenido a pensar en esto, siéntase feliz, porque no es un ser pensante, sino un obedeciente que terminará en obediente.    

Candidato al Premio Nacional de Cultura Eugenio Espejo 2016, es un gestor cultural de enorme y extraordinaria valía que ha dado mucho lustre a la provincia de Tungurahua y al país en general, a través de la docencia universitaria, sus conferencias en Austria, invitado por la Universidad de Viena, Insbruk y Graz. En Austria  concurrió a la presentación de su libro  Amèrica Guitarra de otros Verbos, en Español y en Alemàn, editado en Europa. Ha ofrecido recitales de poesía, música e historia étnica en Perú, Bolivia, Colombia, Chile, República Dominicana y Austria.

Su cultura ha estado en función de la vida y su inteligencia abierta siempre al conocimiento de los hechos que nos ocultaron por muchísimos años. Su talla humana la ha preservado, por otra parte, del intelectualismo elitista. Pedro Arturo Reino Garcés nos demuestra que el cultivo de los hombres es el único método viable de avigorar con energías de savias puras el organismo desmedrado de un pueblo… (fragmento)

Importante: Esta segunda edición se hará  en código abierto,  en la Editorial de Estudios Sociales para América Latina -CES-AL-, bajo una nueva diagramación. De igual modo se hará una presentación virtual. (O)

Deja un comentario