Primero de Mayo: Vecindario desesperado por ferias informales

Barrios, Especial, Especial de la semana
Las ferias no han parado en la zona y los moradores tienen temor por la propagación del virus. (Foto El Heraldo)

Con el incremento de casos de Covid-19, la desesperación y el temor crecen en los moradores del sector de la Plaza Primero de Mayo. Los vecinos deben presenciar diariamente las ventas informales que se realizan desde las primeras horas de la mañana.

Desde que se aplicó el decreto de emergencia sanitaria, en la zona no se ha detenido las ferias y esto preocupa a los moradores, quienes observan la llegada de camiones que vienen de la Costa para vender frutas y legumbres.

“No es posible que tengamos una bomba de tiempo junto a nuestros domicilios. Las autoridades han hecho todo lo posible, pero los vendedores no entienden. En su mayoría son comerciantes de Santa Rosa, Pasa y Pilahuín”, dijo Clementina Ríos, moradora.

En la zona existen tiendas y abacerías, pero todas están cerradas cumpliendo las disposiciones nacionales.

La vecina María Castillo, dijo que los vendedores llegan sin protección y la venta se realiza con normalidad.

El pasado ocho de abril se desarrolló la desinfección de la plaza y alrededores de la misma. Esto fue aplaudido por los vecinos, quienes pidieron que la acción sea permanente.

Los habitantes indicaron que los comerciantes no ingresan a la plaza, sino que se ubican en los alrededores e incluso a dos cuadras de ésta. 

“No podemos salir de las casas, ya que tenemos miedo que el virus ronde en alguna de las comerciantes. Por eso pedimos que las sanciones sean más drásticas para los comerciantes, que en su mayoría bajan del Mercado Mayorista y se ubican en este espacio”, expresó Ríos.

Entre las propuestas que hacen es que se respete el espacio de dos metros entre comerciantes y compradores; además, que haya la presencia del personal del Ministerio de Salud Pública para controlar la temperatura de los comerciantes y más de aquellos que están con síntomas gripales.

Por otro lado, los vecinos solicitan mayor seguridad, especialmente en la tarde que es cuando inicia el ‘Toque de Queda’. Aseguran que personas extranjeras rondan la zona y amedrentan en las viviendas.

Por ello, piden a la Policía Nacional la ayuda para la aplicación de rondas y control en el sector, especialmente en los alrededores de la Plaza Primero de Mayo. 

“Necesitamos que la Policía supervise la zona. Los extranjeros pasan como si no ocurriera nada. Ellos no se protegen y no respetan el toque de queda”, manifestó Castillo. (I)

Deja un comentario