Plasticaucho Industrial ejemplo de progreso / Carlos Rosero P.

Columnistas, Opinión

Frente a la descomposición social del mundo, envuelta en tragedia; en alguna parte del planeta se vislumbra esperanza, es así, que sin ser parte de la empresa, sin conocer a sus empresarios, solamente había oído el nombre, «Plasticaucho», al llegar una revista a mis manos, cómo se regocija el alma y se llena de orgullo el espíritu al saber que existen tungurahuenses, que con capacidad, tenacidad y esfuerzo han formado una gran empresa, que su personal es una verdadera familia, porque sus empresarios, no buscan el envanecimiento y el afán de lucro sin importar el bien de sus trabajadores, la sonrisa de las personas y la exposición de sus quehaceres empresariales refleja la felicidad de tener un respaldo ocupacional, donde el jefe es su amigo y forman un equipo de trabajo, con modernas estalaciones, para ofrecer un producto de gran calidad, colaborando con el pueblo, a precios compatibles con las economías populares, en los diferentes modelos de calzado. La empresa tanto con el personal de planta, como por la distribución de su producto ha favorecido a miles de ciudadanos que necesitan del trabajo. Si existieran muchas empresas como Plasticaucho Industrial, nuestro país sería otro, habría desaparecido la pobreza yla desocupación; de la lectura de la revista, no solamente la empresa se vale de su producción, sino también del bienestar de sus trabajadores, dotándoles de uniformes apropiados, el cuidado de la salud de sus trabajadores, promoviendo el deporte, dándoles ocupación a personas discapacitadas, sin descuidar las obras sociales, dándoles un sueldo justo, esto hace que merezca el reconocimiento nacional e internacional a los forjadores del progreso, que constituya un orgullo de los ambateños, tener una verdadera empresa que fomenta=progreso que llega a todos los rincones de la patria, con la presencia de su producto. (O)

 carospe@hotmail.es 

Deja un comentario