Personalización de la educación / Mg. Roberto Camana-Fiallos

Columnistas, Opinión

La educación, está viviendo enormes transformaciones en el mundo moderno. Los sistemas escolares, deben responder a los desafíos del siglo XXI; liderados por los cambios tecnológicos digitales en las actividades estudiantiles. La enseñanza y el aprendizaje, identifica la personalización como el principal ámbito para fortalecer el diagnostico de trastornos de aprendizaje.

En la actualidad, se viene escuchando más claramente sobre el uso de sistemas de enseñanza adaptativos; que son sistemas o plataformas informáticas de tutoría inteligente. Se fundamentan en el aprendizaje basado en perfiles, dificultades, respuestas, retroalimentaciones e interacciones individuales de los estudiantes. Aplicados para diversas materias del currículum, con mayor frecuencia matemáticas y ciencias.

El uso de este tipo de aplicaciones, se registran en países avanzados, así como también el resto de países del mundo. Tal es el caso, de la enseñanza del idioma inglés en China; la plataforma adaptativa denominada Liulishou, tiene una capacidad de atender hasta 600 mil estudiantes, que se adapta a sus habilidades en la obtención de niveles de logro académico.

En Uruguay, existe la plataforma adaptativa para las matemáticas conocido como Bettermarks. Ha sido implementado en más de 2 mil escuelas, y que alcanzado alrededor de 69 mil usuarios activos. Esta plataforma ofrece actividades y ejercicios interactivos, que se van adaptando de acuerdo al nivel de conocimiento de cada estudiante.

Mientras en Ecuador, se desarrolló un agente adaptativo con el fin de enseñanza en ambientes inteligentes. Este agente, consiste en la adaptación de los contenidos de cada curso al perfil de los estudiantes, para ello se utiliza su progreso y estilo de estudio. Es utilizado actualmente para impartir cursos en línea, y tiene más de 50 mil usuarios activos.

En conclusión, el uso de sistemas adaptativos en la educación tiene el poder de ajustarse a las trayectorias educativas y comportamiento individual de los estudiantes. De este modo, permite apoyar a los docentes en las tareas rutinarias. (O)

Deja un comentario