Paralización con consecuencias irreversibles

Última hora

Gonzalo Callejas, presidente del Consorcio de las Cámaras de la Producción de Tungurahua. (Foto El Heraldo)

Existe preocupación, frustración e indignación, porque como sociedad no aprendimos nada luego de pasar varios paros indígenas, indicó el presidente del Consorcio de las Cámaras de la Producción de Tungurahua, Gonzalo Callejas.

“Estas paralizaciones no están atacando los verdaderos objetivos que deberían atacar los líderes para tratar de que su gente mejore las condiciones”, dijo.

Ratificó que las pérdidas en la provincia son cuantiosas que fluctúan de forma directa en unos seis millones de dólares diarios y esta cantidad se triplica debido a los ciclos económicos como el Día del Padre en que se activan sinfín de negocios.

No comparte que se haya coartado la libertad que genera indefensión de la sociedad civil, por lo que confirma su esperanza que el Gobierno Nacional instale puentes de diálogo para que se evidencien las verdaderas afectaciones no solo a un sector, sino a la colectividad en general.

El balance negativo será irreversible que perjudicará a la comunidad, pero es tiempo de la unidad y con base a ello salir adelante.

No comparte que siga el caos y de que no se tenga acceso a las empresas o negocios que redundará en menos empleo.

Tampoco concibe que se deba pagar ‘un peaje’ para el tránsito vehicular. Todo esto tiene que cambiar y entre ello eliminar la victimización.

Sugiere que las transformaciones tienen que ser de fondo a través de leyes que impulsen la producción agrícola y ganadera.

El Gobierno actual no es culpable de todo lo que pasa en el país, pues lo recibió en circunstancias económicas difíciles, aunque sí lo sabía.

Lo que debe prevalecer es el sentido común, la sensatez y ceder posiciones, pero siendo comprensivos con los legítimos derechos y ser exigentes con los deberes que tenemos todos los ecuatorianos, puntualizó Callejas. (I)

Deja un comentario