Otros atractivos turísticos de Baños de Agua Santa / Luis Alfredo Silva

Columnistas, Opinión


Algunos atractivos turísticos, del cantón Baños de Agua Santa, que seguramente no conoce, de los numerosos que posee; le damos a conocer, para que usted los visite y aprecie su gran riqueza paisajista. 

LA GUATEMALA.- Es la denominación de un hermoso balneario fluvial, que se encuentra en el caserío El Topo, de la parroquia de Rio Negro, rodeado de una verde y exuberante vegetación silvestre y originado por las cristalinas aguas del río Zuñag. Para poder admirar todo ese encanto, es necesario realizar una pequeña caminata familiar, que facilita contemplar un bosque, lleno de altos y coposos árboles, con gruesas ramas, de las que cuelgan viejos musgos, fuertes lianas, atractivas orquídeas y preciosas bromelias, entre otras colorídas flores. En el cauce del río, enormes piedras, forman pozas de aguas claras y corrientes, que permiten un frescante y agradable baño. 

LA CASCADA DE LA VIDA Y EL SENDERO CHOCOLATE CON LECHE.- En el caserío Rio Blanco, en el lugar escogido para el salto del puente, existe un aviso que invita a recorrer un espectacular trayecto. Se dirige por un camino, que va entre la ladera y la orilla izquierda del Río Blanco, para arribar a un seguro y vistoso mirador, desde donde puede ver, una imponente y asombrosa caída de agua, que origina la impresionante Cascada de la Vida. Su nombre, seguramente se debe, a las numerosas plantas silvestres que existen, entre las que sobresalen, polícromas orquídeas, que pintan de colores el fascinante paisaje, por donde vuelan bellas mariposas y coloridas aves. 

Luego un nuevo aviso, señala el rumbo para ir al Sendero Chocolate con Leche. Su denominación, probablemente, la otorgó la sabiduría popular, cuando observó las aguas blancas del río, similar al color de la leche, que corren por un lecho limitado por rocas oscuras, veteadas con estratos amarillos, semejantes a las tabletas de chocolate, elaboradas artesanalmente. 

PIEDRA LUZ.- Es una montaña de laderas abruptas y cumbre punteaguda, que termina en un sorprendente pico. Esta limitada por los valles de los ríos Verde Chico y Pastaza. Para ascender, se parte desde la parroquia de Ulba, se cruza el puente semicolgante que esta sobre el río Pastaza, se sube un angosto sendero y se llega a Llígñay; valle con abundantes cultivos de frutillas, mandarinas, aguacates, entre otros, adornados con flores de miramelindos, aretes, cucardas y otras. Luego se atraviesa el puente sobre el río Verde Chico y se sube por un sendero que conduce a la cúspide. La vista es fantástica y asombrosa, el entorno que se admira, es fascinante y seductor; es un grandioso espacio de la maravillosa y radiante naturaleza. (O)


Deja un comentario