Ordenación sacerdotal en la Catedral

Ciudad

El diácono Hugo Ramos con humildad se postró durante el acto litúrgico de ordenación al que asistió todo el clero de la provincia, grupos de oración y feligreses. (Foto El Heraldo)

La Catedral de Ambato se llenó de alegría por el ordenamiento sacerdotal del diácono Hugo Ramos, quien pasó por el proceso de formación y espiritualidad para darle el ‘sí’ a Jesús y convertirse en sacerdote para toda la vida, con el firme propósito de servir al prójimo con esmero y fe. El acto litúrgico se cumplió a las 10:00 horas, ayer.

El clero de la Diócesis de Ambato fue partícipe para tan especial momento al presenciar la consagración del nuevo discípulo y misionero  de Jesucristo.

Entre cánticos y alabanzas se acercó el ‘elegido’ ante la presencia del obispo, quien preguntó a los sacerdotes si el joven era ‘digno’ y las respuestas fueron afirmativas para que el joven pase al orden de los presbíteros.

En la homilía, monseñor Giovanny Pazmiño, obispo de la Diócesis de Ambato, manifestó que es significativo que el diácono escogiera para su ordenación presbiteral el día de la exaltación de la Santa Cruz, ya que,   la única puerta de entrada al ministerio sacerdotal es la cruz redentora de Jesucristo.

En la medida en que se sube la espiritual de la cruz en el ministerio sacerdotal, en esa medida se está asociando a la misión de Cristo, porque se despojó de su divina gloria para legar hasta la cruz, señaló monseñor.

En este emotivo acto religioso se contó con la presencia de los directivos, seminaristas y formadores del Seminario Mayor ‘Cristo Sacerdote; como también, de los sacerdotes de toda la provincia, religiosas, agentes de pastoral, diáconos, catequistas, ministros de la palabra y comunión, laicos y familiares del nuevo sacerdote. (I)

Deja un comentario