Operativos desplegados en cantones

Cantones

Las fuerzas armadas llegaron con el control hasta el cantón Baños la noche del 23 de abril. (Foto El Heraldo)

Como se había anunciado, el toque de queda y estado de excepción empezó a las 20:00 del 23 de abril y luego de varias horas, el centro de Ambato y sus periferias quedaron totalmente despejados.

Policía Nacional, Fuerzas Armadas, Intendencia, Comisarías, jefaturas y tenencias políticas; realizaron los controles respectivos en los nueve cantones de Tungurahua.

La gobernadora de la provincia, Gabriela Rodríguez, evidenció la aceptable respuesta de los ciudadanos quienes desde las 19:45 horas empezaron a movilizarse hacia sus domicilios para dar cumplimiento a las disposiciones del Comité de Operaciones de Emergencia (COE)  Nacional.

Los controles se realizaron en simultáneo alrededor de la provincia con el Equipo Político de la Gobernación. Se precauteló la seguridad ciudadana. 

«El propósito es ser conscientes y hacer respetar las disposiciones nacionales», dijo la autoridad.

Sin embargo, en el cantón de Píllaro no todos acataron lo dispuesto, ya que las autoridades ingresaron y desalojaron en una fiesta clandestina, donde permanecían alrededor de 50 personas incumpliendo con el distanciamiento y las medidas de bioseguridad.

Mientras que, en el cantón Baños se ejecutó el operativo de orden y control interinstitucional de toque de queda con el objetivo de dar cumplimiento a las medidas, para evitar la propagación del Covid-19.

Aquí se clausuró un minimarket, por permitir el consumo de bebidas alcohólicas en su interior.

Los operativos provinciales continúan hasta las 05:00 horas del lunes. (I)

Deja un comentario