Nuevos escenarios económicos /John Tello Jara

Columnistas, Opinión


El flagelo del COVID 19 estremece las acciones de las empresas en el mercado de valores, nadie arriesga a comprar debido a la incertidumbre generada, no solo en la utilidad sino en la misma sobrevivencia de la empresa al pasar el problema de “esta gripe”.

Se manifiesta que empresarios chinos han comprado acciones de empresas norteamericanas (que se encontraban a la baja) para apoderarse de ellas luego de que se reestablezca la normalidad y retomemos las actividades cotidianas de nuestra vida.

Hasta que eso suceda, en el Ecuador nos hemos preocupado de la Pandemia; pero las personas aún no entramos en conciencia de la gravedad del caso y seguimos caminando por las calles como si no pasara nada, sin saber que el contexto de nuestras vidas está en juego; y el escenario de las empresas? Ya pasamos un período de estancamiento productivo-social en el mes de octubre, del cual hasta la presente fecha no podemos reponernos.

Las empresas continuarán produciendo y ofertando sus bienes y servicios como si nada hubiera pasado?  la mano de obra seguirá laborando en condiciones aparentemente normales?  los consumidores seguiremos comprando como antes lo hacíamos? Se abren varias interrogantes que no lo podemos contestar por el momento; incluso desconocemos las medidas económicas que tomará el gobierno para paliar la crisis económica que tan solo con pensar en un precio del barril de petróleo en USD 24,00 nos pone a todos los analistas a meditar.

Las empresas deben prever decisiones para continuar presentes en la vida de los ecuatorianos, considerando escenarios como, una sectorización de subsidios de los combustibles, un aumento de impuesto (talvez IVA, ICE o Renta), una contracción (baja del consumo), talvez presencia de productos similares a los nuestros procedentes de otros países a precios menores, etc.  

Reducir costos en la producción? Cómo? Talvez ahora si se haga realidad las alianzas estratégicas que se escucha con mucha frecuencia insistir a los empresarios, ya sea para compra de materia prima, maquinaria o especialización en la producción, el momento de fortalecer nuestro accionar y pensar en bien común ha llegado. (O)

Deja un comentario