Nueva Ambato: Tranquilidad barrial pero sin giro de negocio

Barrios, Especial, Especial de la semana

Sin duda, la tranquilidad que ahora tienen los vecinos de la ciudadela Nueva Ambato es irremplazable, considerando que antes de la pandemia, los libadores y escándalos en vía pública eran el “pan de cada día”.

Sin embargo, ese bullicio generado por universitarios y jóvenes que llegaban a la zona, ayudaban al movimiento comercial, especialmente de librerías, copiadoras, restaurantes y panaderías situadas en el sector a pocos pasos de la Casona Universitaria.

En un recorrido por el sector se identificó el cierre de varios locales; entre ellos, librerías y copiadoras, mismos que ya no tienen movimiento a causa de la crisis que trajo la pandemia.

Recordemos que los estudiantes permanecen en clases virtuales desde marzo del 2020.

“Nuestros negocios se han ido a tope. Ya no tenemos clientela y lo único que hacemos es vender entre dos y cinco dólares diarios”, dijo Guadalupe Urquizo, propietaria de copiadora.

La zona ha quedado desolada y aquellos pequeños negocios con la venta de comida rápida, ya no están en funcionamiento.

“Una de cal y otra de arena, ya que la tranquilidad regresó y ese era nuestro pedido; pero, sin duda el bullicio era lo que daba movimiento comercial. Pese a todo, esperamos que la situación mejore para los negocios que están cerca a la universidad”, dijo Miguel Tobar, morador.

Adán Villegas, propietario de restaurante, indicó que la situación se ha complicado, especialmente para quienes vivían de las actividades educativas, pero lo único que van hacer, es esperar.

En los parques de la ciudadela ya no se encuentran a libadores o vestigios que indiquen la presencia de los mismos. Ahora las áreas están cuidadas y protegidas por los vecinos. (I)

Deja un comentario