Notificaciones por reacciones adversas a medicamentos

Última hora
El control es permanente por técnicos de la institución. (Foto El Heraldo) 

Como parte del proceso de Farmacovigilancia, a través del cual la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) se detectó y evaluó en el 2019, a más de 280 notificaciones de reacciones adversas a los medicamentos (RAM) por parte de los establecimientos de salud de Chimborazo, Cotopaxi, Tungurahua y Pastaza.

Las RAM son reacciones nocivas y no deseadas que se presentan tras la administración de un fármaco a dosis utilizadas habitualmente en la especie humana, para prevenir, diagnosticar o tratar una enfermedad, o para modificar cualquier función biológica, según la OMS. Por tal motivo, la notificación de las RAM es un proceso de vital importancia dentro del sistema de salud. 

“El incremento de notificaciones respecto a años anteriores representa un logro para la Agencia, ya que podemos evidenciar que cada día la Farmacovigilancia va tomando fuerza y que los profesionales de salud tienen mayor conocimiento y responsabilidad sobre este proceso”, dijo Belén Flores, analista Zonal de Farmacovigilancia.

Entre las acciones desarrolladas en Farmacovigilancia, se realizaron 249 visitas de seguimiento en establecimientos de salud de la Zonal Tres, y se capacitó a más de 800 profesionales de salud entre médicos y enfermeras.

Así también, se ejecutaron 20 auditorías en Buenas Prácticas de Farmacovigilancia, actividad a través de la cual se realiza una evaluación documental de la implementación del proceso del Sistema Nacional de Farmacovigilancia, con el fin de que el establecimiento de salud forme parte activa del monitoreo de la calidad de los medicamentos y así precautelar la seguridad de su uso y consumo. (I) 

Deja un comentario