NO DEJES QUE LA MENTE TE DOMINE / Aracely Silva Cadmen

Columnistas, Opinión

Nuestra mente es tan poderosa porque ejerce una influencia directa en nuestros actos conscientes, siendo esencial aprender a controlar el poder de la mente, nuestras acciones, emociones, sentimientos, pensamientos y concentrarnos en nuestros deseos. A menudo decimos que nuestra mente nos domina y con ellos se vienen los pensamientos constantemente negativos y lastimosamente en ocasiones no lo podemos controlar, lo que nos atormenta y nos sumen en la ansiedad, por ello en ocasiones nos superan y nos agobian.  Nos empeñamos en desconectarnos y sin embargo, lo único que nos viene a la cabeza son los pensamientos en torno a los problemas del día a día, y no podemos gozar de paz mental.

Si dejamos que nuestra mente se llene de pensamientos negativos y abandonamos el control provocamos que la falta de sueño se apodere de nosotros; recordemos que siempre las manifestaciones del cuerpo acompañan al pensamiento, la forma que tiene el individuo de recordar o suprimir la información depende del lugar donde se almacena.

Si la guardamos en nuestro consciente es muy reducida en comparación con la que permanece en el subconsciente y el inconsciente, de ahí vienen pensamientos ocultos que, cuando afloran, crean esos lapsus tan típicos que influyen en nuestro comportamiento.

Tomemos el control de nuestra mente, lo primero es:  evita insistir en los pensamientos negativos cree en ti mismo y que puedes cambiar; sé optimista respecto a tus capacidades; cambia tu apreciación de aquello que te cuesta controlar; deja de generalizar en exceso; deja de sacar conclusiones precipitadas; desarrolla buenos hábitos; sonríe, aún si no tienes ganas de hacerlo.

Cuando controles tu mente con éxito, recompénsate para motivarte a seguir haciéndolo y reduce el estrés; la mente puede hacer que el cuerpo se estrese y el estrés fisiológico del cuerpo puede dar lugar al estrés mental.   En definitiva, debemos ser capaces de entrenar nuestra mente al igual que nuestros músculos en un gimnasio. Gracias al entrenamiento es posible adquirir un mejor control de la información que recibe la mente en cada momento del día.

“La fortuna juega a favor de una mente preparada”

Deja un comentario