Municipio con relativa normalidad

Ciudad

El cabildo ambateño trabaja con cierta normalidad en sus diferentes direcciones y jefaturas. (Foto El Heraldo)

A pesar de los inconvenientes por la paralización el cabildo ambateño trabaja con cierta normalidad, indicó el alcalde de la ciudad, Javier Altamirano.

Lo que sí se observa es poca afluencia de usuarios que por falta de transporte no han acudido a la institución para realizar sus trámites.

La ausencia de empleados y trabajadores ha sido mínima, pero están tomando las medidas de precaución para proteger su seguridad, agregó.

En este sentido, manifestó que el personal de la Gidsa y Emapa están laborando con intensidad para ofrecer un servicio óptimo a la población.

Confirmó que varias obras están suspendidas en cuanto a su ejecución; sin embargo, se coordinan acciones con los contratistas para que se retomen las actividades de forma inmediata cuando concluya el paro.

Aseguró que está garantizada la recolección de basura y dotación de agua potable pese al acto terrorista que se dio en días pasados.

En este tema y luego de poner la denuncia en la Fiscalía está pendiente del avance de las investigaciones, mencionó.

En lo que se refiere a la necesidad de gas por parte de la colectividad y el desabastecimiento de alimentos, indicó que conversa diariamente con los representantes indígenas para que permitan un corredor humanitario.

Aspira a que esto se concrete en las próximas horas y se pueda expender estos productos que son básicos para las actividades del hogar.

La primera autoridad municipal también ratificó que la red de plazas y mercados no está funcionando. Esta decisión fue por la seguridad de comerciantes y compradores.

Asimismo, explicó que existen acercamientos permanentes con la Policía Nacional para que brinde resguardo en las calles tomando en cuenta que por el paro están semi-abandonadas, lo cual podría conllevar al incremento de asaltos y robos. (I)

Deja un comentario