Mujeres shuaras y kichwas ofertan gastronomía en Puyo

Interculturalidad
El mercado se encuentra en el centro de Puyo. (Foto El Heraldo)

Enrique Tanguila se ha convertido en el “caserito” de la sección de comidas típicas del Mercado Mariscal en Puyo, provincia de Pastaza. Es kichwa oriundo de Napo y por trabajo vive en Puyo. Aseguró que desde que llegó hace más de dos años siempre acude a comer dentro del centro de abasto porque ahí se siente como en casa.

Lo hace con su mujer. Como aperitivo pide dos pinchos de chontacuros (larvas) que se los sirven con plátanos cocidos y ensalada. Le coloca un poco de uchumanga (ají) y los degusta muy despacio.  El plato fuerte es un maito de tilapia que lo acompaña con la bebida tradicional de la selva, la chicha de yuca. El maito es un envuelto del pescado o pollo con hojas de bijao y se cocina en fogones a leña.

Dentro del mercado son 15 las mujeres de las etnias Shuar y Kichwa que ofertan toda la gastronomía ancestral y típica de la Amazonía. En  grandes carteles  dan a conocer los precios y la comida que preparan.

DE LA SELVA A LA MESA

Las mujeres de las dos nacionalidades atienden todos los días desde las 06:30 hasta las 20:00 horas. La comida de los dos pueblos es parecida. Solo diferencia que los shuar comen los caldos sin sal. Beatriz Malaber, presidenta de la Asociación de Comida Típica, mencionó que todo lo que se ofrece es fresco y llega de productos que son cosechados por ellas  en sus huertas, sin químicos,  dentro de la selva. (I)

Deja un comentario