Mírate al espejo / Dr. Guillermo Bastidas Tello

Columnistas, Opinión

Que hemos elegido a un tirano, que nos gobierna un inepto, que la asamblea no sirve ni para el arranque, que la pareja que tengo es un esperpento, que me hicieron perder el semestre, que me voy preso, que estoy en la quiebra, que soy mediocre, ashhhh; ¿será que el mundo tiene la culpa de todo, será que el imperio es el caos de América Latina, será que el mastodonte Latino es culpable de los asesinatos, abuso del poder y que  lleva a un país a la miseria y a la migración.?

Parece que los tiranos, los ineptos, las parejas tóxicas y los corruptos ahora llaman mucho más la atención y resultan substancialmente “atractivos”, sobre todo entre las nuevas generaciones, porque el mensaje de los buenos se volvió una cosa aburrida, tonta, sonsa, fofa, que no le dicen nada a un mundo conflictivo y repleto de necesidades más que de satisfacciones y oportunidades.

El problema no es de los malos (que posiblemente están haciendo bien lo que tienen que hacer…maldad), el problema es de los buenos, quienes son cómplices mudos de la perversidad, porque a veces para excusar nuestra mediocridad, vulgaridad y ridiculez  buscamos un chivo expiatorio, un cómplice  en la televisión, en la música, en un presidente, alcalde, prefecto, novia, amigo, a veces mal escogido, para justificar o transferir los defectos propios, de haber elegido mal o peor de haberse equivocado en la decisión.

Entonces te invito ahora, en este momento a que te mires en el espejo, mírate a ti mismo; vete en el espejo, él no te engaña. 

Tú te engañas, tú te equivocas, tú mal eliges, tú mal haces, tu mal construyes tú vida; entonces el culpable está frente a ti en el espejo, cuando te equivocas, cada cuando destruyes tu vida y tus proyectos.

 Sabes mi amig@, no es nada productivo buscar culpables, porque nada sucede cuando hallas al culpable feliz, contento y gozando de tú errada equivocación.

Síguete mirando al espejo y te encontrarás cada vez más hundido, más pérdida, muy cabizbaja, terriblemente desvalorizado, tontamente abatido, tan por los suelos está tú cabeza frente al espejo que la sombra no te deja ver lo que vales y lo que significas para quienes de verdad te quieren.

 El espejo es quien te hará reconocer el momento, el lugar, tus aciertos, tus equivocaciones, tus sueños, tu sabiduría………no te mires al espejo solo para ver tu figura, aquello es una pérdida de tiempo.

Si en algo fallaste, ve al espejo, ahí está el culpable.  (O)

Deja un comentario