Memoria urbana: Los primeros semáforos en Ambato / Jéssica Torres Lescano

Columnistas, Opinión

“Primer semáforo será colocado el miércoles en esquina de las calles “Martínez” y “Juan Benigno Vela” fue el titular que anunció la instalación de los primeros semáforos en Ambato en el periódico Crónica. El acontecimiento era parte de la irrupción de la modernidad que modificó la dinámica espacial de la urbe tal como la conocemos. El incremento de vehículos, los accidentes de tránsito y el acrecentamiento de la población fueron las principales motivaciones de la decisión que fue respaldada por varios integrantes del círculo intelectual, comercial e industrial de Ambato coordinando la implementación de este servicio.

Los primeros semáforos fueron donados por los ambateños Francisco Cobo Jaúregui y por el señor Juan H. Darquea a inicios de 1952. El primer semáforo se ubicó en las calles Martínez y Juan Benigno Vela para la organización del tránsito en ese sector. Y el segundo semáforo fue colocado en las calles Mera y Juan Benigno Vela lugar donde señala el periódico se había intensificado el tráfico. Más tarde serían las instituciones como la Fábrica Venus y la Junta de Reconstrucción de Tungurahua quienes se sumaron al proyecto de donación de semáforos, situación que según el periódico Crónica “mereció el aplauso de toda la ciudadanía” (1952). 

Entre las autoridades presentes en la inauguración de este acontecimiento se destacaron la figura del señor Gobernador de la Provincia, el Señor Intendente, Don Milton Sánchez Barona iniciador del proyecto, el Jefe Provincial de Tránsito y espectadores que veían con entusiasmo la llegada de esta obra de la modernidad. Ante la aceptación de la población de la obra, las autoridades planificaron la colocación de aproximadamente veinte semáforos más en todo el espacio urbano. 

…Recordemos que para estudiar el pasado es importante mirar con los ojos de la época. Intentemos situarnos por un momento, en el evento de inauguración, solo de esta manera se puede entender el calificativo y la descripción de admiración de los nuevos semáforos en el Periódico Crónica. Los artefactos serían considerados como “los mejores de la república” porque disponían de “tres luces: una verde de vía libre, una roja de parada y una amarilla que es preventiva para los choferes” (Crónica, 1952). Una completa novedad en el Ambato de mediados del siglo XX. (O)

Historia del siglo XX

Historiadora

jesspamela.26@gmail.com

Deja un comentario