Leyenda y aventura en La Yuca

Interculturalidad
La caminata es extenuante, pero vale la pena reconciliarse con la naturaleza. (Foto El Heraldo)

Cocinar en fogón, comer en hojas de plátano y bañarse a la orilla del río, tal como lo hacían los primeros habitantes, es parte de la aventura que se ofrece en el turismo de montaña en el recinto La Yuca, ubicado a cuatro horas desde Quinindé, Esmeraldas.

La aventura le invita a realizar recorridos en gabarra para cruzar el río Blanco y después caminatas por trochas donde se pueden conocer sobre los cultivos tradicionales como la yuca, plátano frutas y el cacao de aroma.

Felicita Troya es una de las guías, hace más de diez años adquirió una finca en el sector de La Yuca y es quien se atreve a incursionar en este tipo de turismo, donde el principal atractivo es la montaña.

En la propiedad ha levantado una casa de madera y muy cerca está el río donde se puede observar a monos, culebras, papagayos y diferentes especies de fauna.

La emprendedora resaltó que el sector es ideal para quienes desean alejarse de la cotidianidad y conocer de nuevas aventuras que no ofrece la ciudad. 

Eliecer y Daniel Echeverría decidieron emprender esta aventura junto a la familia y aseguraron que ingresar a la montaña los hizo conocer cómo habitaban los primeros pobladores de este terruño. 

“Con esta pandemia hay que seguir en los cuidados y qué mejor buscar nuevas rutas y reencontrarnos con nuestras raíces”, agregó Troya- (I)

Deja un comentario