Las turbulencias económicas del COVID 19 / Diego Proaño

Columnistas, Opinión


El gran problema que en salud pública ha causado la propagación de la epidemia o pandemia como la OMS quiera llamarlo, del Corona Virus COVID 19, es profunda, aunque al parecer la enfermedad llegó a su nivel máximo y comenzó la tan esperada desaceleración, al momento hay un mayor número de curados que nuevos infectados. En este contexto también está causando estragos en la economía del mundo, porque al ser China la gran fábrica global y su producción manufacturera caer un importante 28,4%, con el cierre de empresas, negocios, ciudades enteras y bajar el consumo de petróleo, ha reducido considerablemente la demanda de este mineral, descendiendo su precio a menos de 50 USD por barril TWI el referencial de Texas.

También se cae el precio del acero, además de los precios de bonos soberanos de los países en un 4,4%, arrasando cual efecto domino a la mayor parte de índices bursátiles del mundo con mercados financieros muy frágiles en China, Italia, Alemania, Brasil, Irán, Corea del Sur, Estados Unidos, Colombia, Perú, etc. El carbón también ha experimentado una caída importante en su consumo y precio, en virtud que se redujeron en un 25% las cargas de contenedores en los buques de transporte de mercaderías en el mundo, además de la cancelación de decenas de cruceros, así como de pasajes aéreos, ante lo cual la International Air Transport  Association (IATA) anunció que perderán unos 29.300 millones en no facturación de boletos aéreos. Se estima luego de todo esto habrá unos 25 millones más de desempleados en el mundo.

En América Latina se habla de un impacto y desaceleración de los gigantes Brasil, México, Argentina, Colombia y Chile, calculando unas abultadas perdidas entre enero y marzo de 280.000 millones de USD en la región y la escasez de tecnología China que no está produciendo, específicamente celulares, tablets, computadoras, prendas de vestir, calzado, etc, además de un freno súbito en el crecimiento de los sectores comercial, turístico, industrial, manufacturero, viajes, entretenimiento.

A nivel nacional la incidencia ya se visualiza, con una importante reducción de ingresos petroleros en el presupuesto Estatal de 155 millones de USD esperados por exportación a tan solo 21 millones de USD, también las ventas al exterior de banano que cayó 6%, camarón 8%, flores 49% al igual que pescado y turismo, lo que se refleja en una importante reducción de la recaudación de impuestos, que se esperaba recibir 1.200 millones de usd en febrero, tan solo se recaudó 702 millones de USD, si a esto le adicionamos el incremento del Riesgo País (EMBI) a casi 1.500 puntos, la situación se complica aún más. Por el bien de la salud pública mundial, como por la salud económica, que lo único que se ralentice, desacelere, detenga, sea la propagación del corona virus. (O)


Deja un comentario