Las redes sociales motiva a empresarios clásicos / John Tello Jara

Columnistas, Opinión

En nuestro país a octubre del 2021 somos 17´762.000 ecuatorianos, de los cuales tenemos 590.000 tungurahuenses y, de acuerdo al estudio de Ecuador digital 2021, se indica que contamos con 14,3 millones con acceso a internet y que, de estos, 14 millones mantendrían cuentas en redes sociales como Facebook, Whatsapp e Instagram.

Al recordar la manera tradicional como nos comunicábamos años atrás, para determinados negocios, no puedo dejar de recordar lo tedioso que resultaba el uso de los “telegramas”, el “teléfono tradicional”, el “fax” y por supuesto las visitas personales llevando los sobres que contenía la información requerida; en verdad la pérdida de tiempo y de recursos era el plato cotidiano de las empresas y familias que veíamos a la comunicación como una barrera en vez concebirlo como un puente.

Las cosas han cambiado y vemos la inserción de redes sociales en nuestro diario vivir, por ejemplo, los usuarios en Facebook llegan a 13´300.000, siendo las personas de 18 a 34 años de edad, quienes lo utilizan en un 59%, aspecto que nos permite evidenciar la importancia de esta red social para acercarnos a determinados segmentos de clientes que deseamos ingresar.

La cantidad de usuarios que ocupan Instagram es de 5´200.000 personas, igualmente con una captación en los rangos de edad de 18 a 34 años con un 71%; sin embargo, debemos observar que, en la edad de 55 años en adelante, no sobrepasan el 7% y 4% en Facebook e Instagram respectivamente.

El Linkedln, red social creada específicamente para publicar datos relacionados a la educación, experiencia laboral, recomendaciones para cursos, seminarios y, en general, herramienta explotada por aquellas personas que se vinculan al mundo de las empresas y de los negocios, es utilizada aproximadamente por 2´900.000 personas.

Al tener la oportunidad de dialogar con varios empresarios de cierta edad, a los que les llamaría “clásicos”, hacemos referencia a la importancia de utilizar los nuevos esquemas de comunicación activa a través de redes sociales, en los cuales, su eficacia, demuestra la necesidad de capacitarnos por todo lo que tenemos y vendrá más adelante. (O)

Deja un comentario