LA PROFORMA DEL PRESUPUESTO ESTATAL / Econ. Diego Proaño Córdova

Columnistas, Opinión

Tal como corresponde legalmente, el ministro de Economía y Finanzas, entrego al presidente de la Asamblea Nacional el 31 de octubre pasado, la proforma del Presupuesto General del Estado 2023, en la cual se aprecia algunos cambios sustanciales respecto a los anteriores, el mas visible es la reducción de 2.396 millones de USD respecto al 2022, que disminuye de 33.899,7 a 31.503 millones de USD para 2023. Dentro de los supuestos macroeconómicos se aprecia que el precio promedio del barril de petróleo de exportación aumenta a 65 USD, así como el crecimiento de la economía (PIB) a 3,1%. Por el lado de la inflación la expectativa será que esta llegue a 2,55% la acumulada, la producción petrolera sea de 188 millones de barriles, que representa 515 mil barriles al día y con todo ello se cierre el 2023 con un PIB nominal de 12.369 millones de dólares.

En la proforma también se prevé una inversión social de 15.276 millones de USD, dentro de lo cual están 1.307 millones USD en bonos sociales (desarrollo humano, discapacidad, tercera edad) como también los 3.109 millones para IESS (2.354 millones USD, ISSFA e ISSPOL) como aporte estatal correspondiente al 40% de pensiones jubilares. Al parecer se cumple la norma constitucional de incremento del 0,5% anual para educación porque se asigna 1.223,7 millones para educación inicial, básica y bachillerato, mientras que para educación superior 1.292 millones USD. En cuanto al gasto corriente, se visibiliza un incremento de 380 millones de USD adicionales para el magisterio fiscal para cumplir con la homologación salarial aprobado por la Asamblea Nacional.

Otros de los beneficiarios serán los GAD (Consejos provinciales, municipios y juntas parroquiales) para quienes por preasignación presupuestaria y modelo de equidad según la formula de recaudación tributaria les corresponderá 3.357 millones de USD, sin duda superior a los 2.939 millones asignado en este año, por lo que tendrán mas presupuesto para inversión. Con todo esto, se estima un déficit fiscal (ingresos menos egresos de 2.630 millones de USD y una necesidad de financiamiento por 7.577 millones USD, de seguro el ministro Arosemena debe haber incluido las fuentes de donde financiara este rubro. Finalmente, para el plan anual de inversiones se asignara 1.871,47 millones de USD, con lo que se espera reactivar la inversión publica que aun no despunta. Ojalá que, con esta nueva estructura del presupuesto, se visibilice una mejora en la calidad de vida de las familias, no solo se debe apuntar a poner las cuentas   estatales en orden, la macroeconomía esta bien mejorarla, pero de mas impacto en Ecuador será si la microeconomía se pone en orden.

Deja un comentario