La enorme Chilintosa / Luis Alfredo Silva Zambrano

Columnistas, Opinión

En el extenso altiplano, ubicado al norte de la ciudad de Latacunga, cerca del volcán Cotopaxi, se encuentra el pueblo de Mulaló. En esa poblacxión, no existía asientos humanos, en tiempos remotos, por tratase de un lugar sujeto a la caída de productos eruptivos, provenientes de las constantes erupciones del Cotopaxi.

El 26 de Junio de 1.877, Mulaló sufrió una vez más, los abatares de las erupciones. El Cotopaxi erupcionó con furia, los materiales volcánicos cayeron sobre los terrenos de la parroquia; fue entonces, cuando arrojó una enorme roca conocida, posteriormente, como La Chilintosa.

La meseta quedó cubierta de ceniza, lodo y rocas de diverso tamaño, entre ellas se destacó una gigantesca mole rocosa, de 50 metros de díametro y 6 metros de altura; es La Chilintosa.

Sobre La Chilintosa, se han tejido muchas leyendas, una de ellas dice. Hace muchos años atrás existía una hacienda muy próspera, el propietario era amante del dinero, tenía como Dios la riqueza y nunca ayudaba a los pobres; prefería botar las papas al río, cuando estas no estaban a buen precio, antes que regalar a los menesterosos. Un buen día, cuando la tierra temblo y erupcionó El Cotopaxi, salió de sus entrañas una descomunal piedra, que cayó sobre la casa de hacienda, tapando la misma y muriendo, el hacendado y todos sus familares.

Luego de algún tiempo, que cayó la enorme piedra, la gente del lugar creía escuchar, durante las noches, silvidos largos y terroríficos, aterradores sonidos de tambores, música triste, lamentos de almas en pena, que parecían salir del sitio cubierto por la roca. Por esos sonidos, la denominaron La Chilintosa.

El sector que rodea La Chilintosa, es muy atractivo; una dilatada meseta, llena de un sinnúmero de rocas y otros materiales eruptivos del Cotopaxi. En el horizonte se destaca, con nítidos caracteres, un cono volcánico perfecto, cubierto de glaciares que bajan por las escarpadas laderas del volcán.

Así es, el sector de La Chilintosa; otro sitio turístico, del Ecuador que debemos conocer. Es un paseo cercano, agradable y diferente, el que puede realizar, con familiares y amigos, en un fin de semana. (O)

Deja un comentario