La economía del último cuatrimestre / Ec. Mg. Diego Proaño PhD (c)

Columnistas, Opinión


Al entrar en la recta final del año 2020, las cuentas fiscales del sector publico y muchas del privado, aun se encuentran en rojo. En el caso de las finanzas publicas, a pesar de las buenas noticias de aceptación de los bonistas, para canjear bonos 2020 y 2023 y posfecharlos hasta 2030, 2035 y 2040, lo que al momento en el Presupuesto del Estado de este año, evitará que se desembolse 1.500 millones de dólares, más el posible crédito del FMI por 6.500 millones de dólares, que serían desembolsados 2.000 millones este mes y 2.000 mas en diciembre, sumados al posible crédito del gobierno Chino por otros 2.000 millones de usd y el Decreto Ejecutivo 1137 por el cual el Gobierno Nacional recaudará anticipadamente hasta este viernes 300 millones de usd de aquellas empresas que en 2019 tuvieron ingreso superiores a 5´000.000 de dólares y beneficios entre enero y junio 2020, con todo y estos posibles ingresos, que suman 7.800 millones de dólares, no alcanzarían a cubrir los mas de 9.000 millones de dólares de déficit de este año.

Es que la lista de acreedores del Estado es larga, 600.000 empleados públicos impagos, miles de proveedores del Estado al borde del colapso económico por falta de cumplimiento de entidades de gobierno por compra, contratación y obra publica, la deuda de mas de 900 millones de dólares solo de este año por concepto de pre asignaciones presupuestarias a los Gobiernos Autónomos Descentralizados GAD, como un valor similar al IESS y que pone permanentemente en riesgo el pago de pensiones jubilares, así como a los hospitales SOLCA, entre otros, hace que todos los créditos que se recibirán, no sean suficientes para cerrar sin saldo en rojo el 2020.  En este contexto durante este ultimo cuatrimestre septiembre diciembre, será únicamente para reducir deudas, pero no alcanzara a saldar totalmente, por lo tanto, lamentablemente el saldo del déficit acarreara una nueva carga de deuda para el próximo año.

En cuanto a las finanzas empresariales y familiares, tampoco es que saldrán libradas de los efectos de la crisis económica mas la pandemia, muchas unidades de producción saldrán con déficit y perdidas por el freno que debieron experimentar desde mediados de marzo y hasta la fecha aun no se realiza su reapertura al 100%, por lo que trataran de sobrevivir empresarialmente hablando. Por ultimo los hogares que en muchos de ellos perdieron sus empleos, por tanto sus ingresos, otros redujeron sus jornadas de trabajo, por lo tanto sus sueldos y otros bajaron sus ventas, causando pedidas o finalmente aquellos que teniendo empleos, no se les paga puntualmente, en resumen estos últimos cuatro meses, serán de sobrevivencia en toda índole. (O)

Deja un comentario