Industria láctea pierde por paralización

Ciudad

La industria láctea del país acepta las medidas del Gobierno, rechaza las paralizaciones y fomenta la solidaridad en el sector para evitar pérdidas económicas. (Foto archivo El Heraldo)

Los ecuatorianos están registraron irremediables afectaciones a consecuencia de la paralización. El Centro de la Industria Láctea (CIL) apoya las medidas anunciadas por el Gobierno y rechaza todos los intentos de desestabilización, pues, perjudica al sector lácteo, siendo los pequeños y medianos productores los más lesionados, señala el boletín institucional.

Considerando que la leche es producto perecible e indispensable en la nutrición, estos son los principales problemas encontrados hasta la presente fecha: 94.500 litros de leche no han podido ser recogidos y transportados para su procesamiento y comercialización.

Los pequeños y medianos productores en las próximas 12 horas habrán superado su capacidad de almacenamiento. Al menos 350 mil litros de leche diaria no podrán ser recogidos, lo que significa que más de 1 millón 400 mil vasos de leche serán arrojados.

La pérdida no solo será en lo económico sino en la salud, pues, los ecuatorianos no recibirán el alimento. La vulneración a la seguridad alimentaria de los niños sería inevitable y la restricción implicaría la falta de consumo de: 11 millones 200 mil gramos diarios de proteínas; 893 mil miligramos diarios de vitaminas A, B2, B6; 1 millón 221 mil gramos diarios de calcio, zinc, potasio, magnesio, selenio y fósforo.

La industria láctea de manera ágil, innovadora y solidaria trabaja para minimizar los efectos de la paralización mediante acciones: Ha entregado y reubicado en diversas industrias lácteas 107 mil litros de leche para evitar desperdicio. De igual manera, compró a plantas pequeñas 95 mil litros como mecanismo solidario de apoyo.

Frente a las últimas medidas anunciadas por el Gobierno Nacional que buscan corregir problemas estructurales de la economía ecuatoriana, sostiene que “todo subsidio debe ser focalizado y temporal, la libre competencia y la liberalización de precios corregirán las distorsiones del pasado y contribuirán a erradicar la informalidad del sector a través de alcanzar precios reales y competitivos”.

El boletín señala que “las industrias aceptan con responsabilidad los impactos que las medidas implican, consideramos que son adecuadas para eliminar las distorsiones en la economía y garantizar los recursos para servicios básicos y protección a todos los ecuatorianos. Invitamos a todas las industrias grandes, medianas y pequeñas a sumarse a esta estrategia solidaria de compra cruzada para evitar el desperdicio de leche en un esfuerzo de minimizar las afectaciones”. (I)

Deja un comentario