Hermanos mueren carbonizados

Policiales, Seguridad
La Policía Nacional y los agentes municipales de tránsito cercaron el área donde ocurrió la desgracia. (Foto El Heraldo)

El llanto desgarrador de María Mercedes se escuchaba a varias cuadras desde su casa en las calles Cuenca y Tomás Sevilla. Sus familiares la trataban de consolar, pero era imposible. La mujer había perdido a sus dos hijos: Paúl de 6 años y Anahí de 8 años de edad. Los hermanitos habrían muerto carbonizados, mencionó el capitán Diego Villalba, jefe de la Unidad de Delitos Contra la Vida (Dinased) en Tungurahua.

A las 19:00 horas recibieron la alerta de  un incendio en el tercer piso de un edificio situado en las calles céntricas de la ciudad, dijo el mayor Jorge Pérez, jefe de la Matriz.  Agregó que cuando llegó  la Policía Nacional, los efectivos policiales tuvieron que forzar la puerta principal para lograr ingresar, al parecer los niños estaban solos y encerrados en el departamento.

María Poaquisa, allegada de los afectados, contó que María Mercedes había ido a un velorio en el sector de Illagua Chico en Quisapincha y los pequeños habían quedado al cuidado de los niños.  Desconoce qué ocurrió. 

Otro de los vecinos del sector habría escuchado a los pequeños pedir auxilio entre las 18:30 horas y fue quien pidió ayuda a los vecinos y llamó al ECU911. “Vi que salía humo  de la casa y los niños gritaban. Cuando intentamos ingresar  al departamento no se pudo porque estaba con seguro”, sostuvo Manuel.

Al sitio llegaron los bomberos que solo confirmaron el deceso de los pequeños. La fiscal Susana Llumiquinga se encargó del levantamiento de los cadáveres. En el sitio hasta los vecinos lloraban por la tragedia de los hermanitos. (I)

Deja un comentario