Golpeada hasta sangrar

Policiales, Seguridad

Mediante el ECU911 una mujer logró pedir auxilio porque el conviviente la estaba agrediendo. (Foto El Heraldo)

La violencia machista no tiene límites y en Tungurahua cada día se detienen a personas por este delito. De acuerdo a la Policía de la Subzona, los fines de semana son los días que incrementan las llamadas de auxilio, debido al consumo de licor.

En las calles José Mires y San Cristóbal, una mujer de 28 años de edad pidió ayuda al ECU911 porque su pareja la agredió hasta hacerla sangrar.

El hombre de 36 años, agredió con palabras y golpes a su pareja. Los dos son extranjeros. Los servidores policiales acudieron al sitio y lograron detener al agresor.

El teniente coronel Hipólito Bajaña, jefe subrogante del Distrito Sur, pidió que quienes conozcan o sean víctimas de violencia intrafamiliar denuncien para evitar desgracias. (I)

Deja un comentario