Generando Empresa, El Liderazgo Productivo / John Tello Jara

Columnistas, Opinión


La experiencia en consultoría empresarial, permite ubicar en el sitio correspondiente a quien fue un brillante estudiante universitario, aquel que tiene la idea de un negocio, a quien la puede ejecutar y al financista que le apuesta al emprendimiento.

Lo ideal sería que todos ellos converjan en uno solo, pero la técnica indica que debemos tener el poder de la delegación, por algo nos rodeamos de colaboradores (profesionales o no) a nuestro alrededor, son ellos quienes a cambio de una remuneración deben poner en marcha la planificación de la organización.

Un error que frecuentemente cometemos en las pequeñas empresas, es que contratamos a los asesores o empleados más económicos (especialmente en áreas estratégicas) y les indicamos que deben hacer, cuando lo ideal sería dejar que cada uno de ellos desarrolle su intelecto en pro de la organización.

Las grandes empresas en muchas ocasiones no conocen a todos sus colaboradores, pero si a aquellos que estratégicamente deben cumplir con los objetivos, metas y presentar resultados de las actividades. Errores comunes que se presentan en las delegaciones se manifiestan en el uso del WhatsApp como medio de comunicación y la falta de un “enfrentamiento” vis a vis sobre problemáticas a tratar, las reuniones imprevistas sin tener un objetivo programado o peor aún sin contar con las personas adecuadas en un tiempo establecido, limitan resultados halagadores.

En el entorno empresarial encontramos una variedad de actividades que realizan los departamentos o jefaturas, de hecho, cada una de ellas dedica todo su contingente a la búsqueda de sus propias metas para quedar bien en el entorno, pero un problema de fondo que amerita solución inmediata es la falta de seguimiento a todas las actividades emprendidas. Al vender un producto, debemos hacer el seguimiento con el cliente y, en el lapso de un par de meses consultar como le va con el “aparato” o bien que le vendimos, indicarle la garantía que este posee; visitarle para hacer algún ajuste técnico, sin lugar a duda constituye una estrategia que le permitirá recomendar nuevos clientes a la empresa. (O)

Deja un comentario