Fuerte cabildeo por control de la Asamblea

Nacionales

Este 14 de mayo se instalará la Asamblea Nacional con los 137 legisladores electos. (Foto El Heraldo)

Quito,  (EFE).- Los grupos parlamentarios de Ecuador se encuentran sumidos en un fuerte cabildeo para alcanzar alianzas y pactos de cara a la elección de las nuevas autoridades de la Asamblea Nacional, que el próximo viernes inaugurará la nueva legislatura de cuatro años.

Al menos cinco grandes grupos políticos apuran los acercamientos para definir el periodo parlamentario en el que el presidente electo, el conservador Guillermo Lasso, no cuenta con una mayoría afín.

La Unión por la Esperanza (UNES), afín al expresidente Rafael Correa (2007-2017), aparece como la fuerza más numerosa con 49 asientos en la Cámara, seguida del movimiento indígena Pachakutik con 27, el conservador Partido Social Cristiano (PSC) con 19, la socialdemócrata Izquierda Democrática con 18 y el oficialista movimiento CREO con 12 curules o escaños.

Después asoman grupos menores con de uno a tres legisladores cada uno, aunque ninguna de las formaciones, grandes o pequeñas, tiene los números suficientes, por lo que se advierten intensas negociaciones para sumar votos.

Según la normativa parlamentaria ecuatoriana, el 14 de mayo se instalará la Asamblea Nacional con los 137 legisladores electos en los comicios parlamentarios del pasado 7 de febrero, y su primera actividad será la de designar al nuevo presidente y dos vicepresidentes del foro.

Esas autoridades durarán dos años en funciones y podrán ser reelegidas.

Si bien el grupo UNES es la primera fuerza parlamentaria, es probable que no logre ocupar la presidencia de la Asamblea, ante la posibilidad de que se formen alianzas para impedirlo.

Así lo reconoció Fausto Jarrín, legislador electo por UNES, quien aseguró a Efe que es «realmente difícil» que su grupo llegue a ocupar esa dignidad, lo que no les quita el sueño, pues según afirmó: «Tenemos prioridades superiores».

Jarrín señaló que entre las negociaciones, UNES también habría mantenido contactos con el oficialista CREO, para dialogar «sobre la instalación de la Asamblea y sobre el proceso de gobernabilidad urgente que requiere el país».

Ello no significa que UNES haya dialogado con el oficialismo sobre un eventual «co-gobierno o acuerdos programáticos, pues nuestros planes de gobierno son absolutamente distintos» a los de CREO, añadió el legislador correísta.

En otras aristas, el movimiento Pachakutik, que mantiene un pacto estratégico con Izquierda Democrática, también cabildea la presidencia de la Asamblea con grupos ideológicamente opuestos como el Partido Social Cristiano.

Las dignidades de presidente y las dos vicepresidentes de la Asamblea se eligen por mayoría absoluta, es decir con al menos 69 votos de los 137 legisladores.(I)

Deja un comentario