Frágil… / Andrea Manjarrez Ocaña

Columnistas, Opinión

Al ver nacer un nuevo día y mirarte al espejo, ¿Qué miras en él?, una persona fuerte, decidida a vivir un día lleno de aventuras, con una sonrisa, y embargado de  entusiasmo. O más bien consternado porque se viene un día difícil, con preocupación y en la espera de que el día termine sin ninguna novedad. Pero dejando de lado los ánimos en que amanezcas, te preocupas por ¿Cómo se encuentra  tu salud?, acaso te preguntas, ¿por qué en ocasiones me encuentro decaído?,  ¿Este dolor será grave? Lamentablemente todos vivimos el día a día a mil, sin imaginar, ni pensar que nuestro cuerpo sufre las consecuencias, y que cada paso que damos, cambia nuestro organismo. Los años no pasan en vano, y debes preocuparte no solo por lo que se ve a simple vista, sino de lo que quizá esta oculto y puede perjudicarte aun más a largo plazo. No somos inmortales y por lo mismo debemos estar al tanto de cómo va, nuestro cuerpo por dentro, vigilarlo, comer saludable, hacer ejercicio, visitas ocasionales al médico, son parte de los puntos que debemos llevar a cabo, si queremos conservar la vida muchos años más, evitemos las preocupaciones que atentan contra nosotros, mantengamos un equilibrio de vida. Tratemos de evitar que nos invada el enemigo de la salud, el famoso “estrés”, que se encuentra al acecho, pues puede ser la razón de enfermedades, atentado a la tranquilidad, e impedimento a  gozar del buen vivir. En ocasiones las enfermedades graves se ocultan demasiado bien, y aparecen quizá muy tarde seamos sigilosos, no tomemos a la ligera cualquier cambio físico, por pequeño que sea, recordemos que el índice de mortalidad por enfermedades graves, va en aumento, y los únicos culpables somos cada uno de nosotros, que siendo dueños de nuestra vida y cuerpo no lo cuidamos como se debe, nos dedicamos a acabar con él, nos desgastamos,  sobrepasamos el límite de lo llevadero. Recuerda que al igual que las figuras de porcelana,  eres…Frágil…

Deja un comentario